Donación A Escribir Desde El Alma

Recital Socio-Literario EL ESPEJO RAMPANTE



recital-poesia-miguel-angel-cervantes-espejo
Tengo el placer de participar en:
CAFÉ CHARLOTTE
C./ Válgame Dios, Nº4 MADRID

El Domingo,9 de Junio, a las 19:00 Hrs.

...
Encuentro donde la prosa breve, el pensamiento y la poesía tomarán voz en aras del compromiso social. El momento donde el "Espejo rampante" reflejará, con cruda y creativa realidad, la crítica coyuntura de un pueblo sumido en la delirante desesperación.

Nuestro buen amigo Ángel nos dice en su invitación <<Únete a la causa. Tu voz letrada como dardo necesario en ésta etapa de dolorosa perturbación.

TEMA: Visión ciudadana, postura del creador frente al declive del país.
MODO DE PARTICIPACIÓN:
Si eres narrador, músico, literato,desempleado..., mujer u hombre encrespado por la vía purulenta que tomó el país, ¡llegó tu hora!..., dispondrás de estrado para alzar tus cuerdas vocales dentro del ámbito cultural, artístico como forma de expresión.

Recuerda, amigo, que el modo de recitado se efectuará en rondas por lo que se recomienda que las obras de los participantes (propias o de otro autor) no excedan de los 4 minutos de exposición cada una; motivo que permita atribuir dinamismo y agilidad al desarrollo del evento. Con 3 textos tendrás más que argumentos suficientes para ser escuchado y valorado. Tu grito apaciguado y decidido sostiene cada vez más sentido para ser proclamado.

¡Compañeros de tinta, hermanos contemporáneos de sangre y territorialidad! No olvidéis que somos reflejo inminente de una realidad confusa y aciaga.

Ya tienes el espejo rampante a tu lado, ahora,tan sólo queda perfilar tu mueca y timbrar la voz.>>

Los poemas que recito son sacados del que podría haber sido mi primer libro publicado. Pero que se quedó en posibilidad por falta de inversión. El poemario se llama "Orillas tan adentro". Estos son los poemas de cada bloque recitativo o ronda, y que se sostienen con la cita de un buen amigo:
<<Las calles se me arrugan.
Enséñame a mirar
Desde otras luces>>
                             Emilio Rodríguez
  
1er bloque de lectura
1(XXXIV del libro)
Tenemos las horas marcadas. Cogeremos un taxi sometiéndonos a  la ajena y a la propia voluntad. El infinito que apenas comprendemos,  a veces confundimos tercamente. Nos querrán convencer de su llamada libertad, otro yugo con nicotina escondido por nadie sabe quien, pero amado. Fatal la esclavitud de uno mismo independiente. Seguirán tras el miedo subyugando y pagando dinero de otro mundo.
 2(XXXV del libro)
Lo evidente será confuso si no puede llegar un mensajero con verdades lacradas que la lluvia ha empapado en su injusta realidad. El destino tan falso nos remite la falaz dirección: desconocido. Seguiremos creyendo sin tener nada claro por qué basamos todo en dos o tres opciones verdaderas, sin saber hacia dónde nos dirigen ni de dónde nos vienen o quién miente.
3(XL del libro)
La vida reduce a los binomios todo. Prefiero siempre la tibieza. Si nos dan a elegir el todo o nada escogeré por norma y convencido placer y burla. Mi poder sostiene tanta gloria en el fracaso como en lo colectivo la persona. Alquilando mil dudas para no elegir entre la mentira y la verdad, se atrevieron a poner límites quienes no se atrevían a pensar. Las salidas ciegas tienen luz.


2º bloque de lectura
1(XXVI)
No preciso el apego a la materia ni al espíritu muerto en la batalla. Disidente de todo tengo dudas. La unión se esfuerza por entrar en diccionarios faltos de sentido descubriendo su alcance, manteniendo  con su significado disonantes estructuras, tanto desprecio. La vital secesión dará la luz como preludio y la sombra su temor.
2(XXVII)
Bajo qué dios caeré si no al vacío, donde todo carece de importancia. La vida será la distorsión que lo nimio y jamás inmenso muestra.  El ideal desde el cual nos enfrentamos, tan sumisos y acaso tan creyentes, como si fuese lo real un mandamiento rezando costumbres que como la verdad hacen rito. Todo puede ser otro marco con límite improbable. No seré yo quien se pierda en un sin fin.
 3(XXVIII)
Lo sublime será la calle siempre. Los portales conserjes de abluciones que lo sórdido encienden, elevando sobre el ara de los andenes fríos el olor que se escapa de los  corazones exquisitos, ciegos, sin nubes. Rascacielos con ojos entreabiertos fundiendo las metrópolis del alma con suburbios malcreados, veleidades, lo bello por más duro.


3er bloque de lectura
1(XXI)
Desde aquí yo soy, no desde otro sitio. Mañana diré lo mismo sin ser. Pienso como siempre, como nunca siento. Después es enclave o contradictorio río desecado buscando asiento en la roca de la  incertidumbre. Sin oír, escribir, palpar o gustar la hora precoz siendo  luz, flor abierta, transparente vidrio, más aún cielo,  huracán de angustia o valor. Desarraigo propio en llameante lucha y ser ceniza me saciara.
 2(XX)
Arrancando al mar su cintura, atreviéndonos con lo inasible,  la vida, el  sol, la soledad, llegamos a lo invisible, a Dios. En la lejanía la inasible espuma sin ola perdiéndose, en la oquedad profunda del abismo el agua, el aire, la tierra tan fuego dispersándose. La catarata vertiéndose en palabras siendo total, una y plena, dispersa la existencia muda  e inestable.
  3(XLI)
Hay lanzas afiladas como sueños. Sueños como estandartes que mi historia alza desde corceles sin palabras. Sin palabras la vida tiene escudo de silencio. Empuñando la demencia que en los días aciagos es cordura, la armadura reviste su vacío. El vacío que despuebla mi despojo con la guía de un díos esclarecida. Resisto impertérrito a los embates del reloj, entre alientos cabalgando por la tierra asolada de mis sueños.

 
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

Poeta y mentor de personas creativas bloqueadas y escritores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar =)