Donación A Escribir Desde El Alma

Emily Dickinson, Poesía Completa (Amargod Ediciones)

Ha llegado a mis manos la otra cumbre de la poesía norteamericana, meses atrás colgamos poemas de Whitman. Desconocía en gran medida a Emily y su poesía espiritual pero no religiosa, íntima pero no romántica, su paradigma Transcentalista. Voy a recoger un par de poemas por cada una de las 4 partes en las que está dividida la obra de tan insigne poetisa:
1ª parte LA MAÑANA
F-116
Para sobrellevar nuestra parte de noche,
y nuestra parte de día;
para llenar nuestro vacío con desdén,
para llenarlo con dicha.
Aquí una estrella, y allí una estrella;
¡algunos yerran en su travesía!
Aquí una niebla, y allí una niebla;
¡y finalmente llega el Día!

F-219
Mi Río corre hacia Ti.
¡Oh Mar Azul! ¿Me acogerás?
Mi Río espera respuesta.
¡Mírame, oh Mar, con clemencia!

Yo no te traeré Arroyos
desde rincones hermosos.

Di, Mar, ¿me acogerás?

2ª parte MEDIODÍA
F-446
Era un Poeta.
Era Aquél
que destilaba un sentido fascinante
de Significados Sencillos,
y un Perfume tan grande
de las flores corrientes
que se marchitaban junto a la Puerta,
que nos asombramos de no haber sido nosotros
quienes antes lo percibieran

El que desvela Imágenes;
Ése es el Poeta.
Él nos condena, por Contraste,
a una incesante Pobreza.

Robarle una parte, tan inocentemente,
no le podía dañar,
siendo él, para él mismo, una Fortuna
ajena al Avatar.

F-525
Me llegó el tiempo de rezar;
ningún otro Arte podría servir.
Mis Tácticas perdieron un rudimento.
Creador, ¿estabas ahí?

Dios vive arriba, así que los que rezan
deben ascender los horizontes.
Para ver, pues, a este Curioso Amigo
me dirigí hacia el Norte.

No había Casa, no había ninguna señal;
Ni una Puerta, ni una Chimenea,
Para poder reconocer su Residencia.

Tan sólo, vastas Praderas de Aire
no holladas por ningún Colono.
Nada más pude contemplar.
Infinitud, ¿no tienes una cara
Para que yo pueda mirar?

El silencio condescendió;
Se detuvo, por mí, la Creación,
Pero sobrecogida más allá de mi propósito,
Yo adoré, no “recé”.

F-1091
Tener el Arte en el Alma
de entretener el Alma,
con el Silencio por Compañía,
y hacer que siga la Fiesta…

es una Circunstancia excepcional,
cuya posesión, para quien la ostenta,
es una perpetua Heredad,
un Tesoro que no mengua.


3ª parte LA TARDE
F-1300
El Silencio es todo lo que tememos.
En una Voz, hay Rescate;
Pero el Silencio es Infinitud, el Silencio
no tiene semblante.

F-1420
¡Cuánto significa el momento presente
Para aquellos que no tienen más!
El Frívolo, el Cascarrabias, el Ateo,
amontonan en el exiguo Borde de un Instante
todo su capital,
mientras sus Pies descaminados
están permanentemente inundados
por los Torrentes de la Eternidad.

F-1647
Abro todas las Puertas
pues no sé cuándo llegará la Aurora.
No sé si tiene Plumas. Como un Pájaro
u Olas, como una Costa.


4ª parte POEMAS SIN FECHAR
F-1727
A veces el corazón
con el alma más raramente;
menos aún con todas las fuerzas;
pocos, aman completamente.

F-1764
La población más grande que existe
vive sin que nos percatemos.
Tienen un cielo en cada instante
Y no tienen infierno.

Sería inútil decir sus nombres,
a no ser que tú los conocieras;
de abejorros y de otras naciones
está la hierba llena.

He de agradecer al editor de Amargod Ediciones que haya facilitado al traductor y estudioso Enrique Goicolea la publicación de esta imprescindible obra. Y por supuesto por la apuesta a la grande, y nunca mejor dicho.
Y como estamos en otoño este poema breve de la Dickinson
No es el paralizante Frío de Otoño
lo que detiene este Pecho Tropical,
sino una Exuberancia Africana
y una Asiática Paz.


Miguel Ángel Cervantes Almodóvar
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

Poeta y mentor de personas creativas bloqueadas y escritores

1 comentario:

Gracias por participar =)