Donación A Escribir Desde El Alma

La Poesía de Ser Padre (2)

blog-de-poesia-miguel-angel-cervantes

Paz y bien.
Quiero celebrar y hacer un homenaje al #padre. Esta semana del 2019 no he dedicado un poema al padre cada día de la semana, porque me he enfocado a recopilar los versos sentidos de más poetas. 
Con el fin de hacer en su día un reto o taller de empoderamiento y reconocemiento de nuestro rol paternal.

Presto mi espacio a la voz de hombres que cantan y sensibilizan a los hombres con sus versos al PADRE. 


Nos toca leer los versos entregados por el poeta FRANCISCO PÉREZ FEBRES-CORDERO para esos padres que están a la espera de ver su retoño pero que ya son:
Paternal
 El surco estaba ya listo,
preparado con amor;
abonado con ternura,
con poesía, con canción;
y se implantó la semilla
dulcemente, con fervor:
¡y después de nueve lunas
seremos padres tú y yo!

Pasamos  a otro poeta que nos habla del amor paternal, que según dicen esta ausente, pero no, está vivito y coleando formando parte de nosotros. Así lo expresa LUIS MARÍA MURILLO SARMIENTO :
AMOR PATERNO
En tu sueño,
plácido y profundo me detengo,
contemplando el soplo prodigioso que te anima,
y veo la réplica perfecta de un hombre en miniatura,
una brizna que mueve los corazones pétreos,
una enorme pequeñez que agita sentimientos tiernos.

Eres la prolongación de mi existencia,
y sin embargo en nada te pareces:
menudo y frágil
contrastas con mi imagen recia;
incontaminado y puro,
distas de mi savia contagiada.

Eres un suspiro sublime
que debiera durar eternamente.
Mas no basta el sentimiento
para que este instante feliz nunca termine:
los años pasarán sin que se paralice el tiempo.

Hoy cuido tu sueño,
embebido, absorto,
imaginando de adulto
tu rostro y tus facciones,
proyectando a tu sino la mejor estrella,
hilvanando tu vida a mi vida
sin barreras de tiempo ni de espacio.

Mañana serás tú
quien me sientas quebradizo y frágil,
pero obsesionado aún con tu ventura.
Y cuando las flores cuides en mi camposanto,
su fragancia exhalará mi aliento,
para que sepas hijo,
que desde el cielo,
por ti sigo velando.
Versos poderosos y empoderadores entregados por el poeta MANUEL ALTOLAGUIRRE   que de una manera poética nos habla de esa luz que es un padre siempre para retoño.
LUZ PATERNAL
El placer pronto se olvida
aunque su semilla quede.
Tan sólo la pena puede
dar a luz sombras de vida.

Como quien abre una herida,
la semilla abre su tumbar
¡Luz paternal y profunda!
¡Oh noche, madre temida!
Muchos hombres, y cómo no los poetas tienen un afán de perdurar en los hijos, como si la muerte se pudiera engañar. El orgullo de haber dejado huella se proyecta no sólo en lo que uno hace sino en el ser que aportamos al universo. Y de eso nos habla LUIS ANTONIO CHAVEZ  y su
Legado
Algún día sobre esta misma tierra
conocerás el abecedario de mis sueños
y comprenderás, que con ellos
quise descubrir mariposas
pero me creció la ansiedad primero,
que la luz que me señalaría el camino...

conocerás muchas cosas que aún no logras comprender
pues apenas tienes tres inviernos y medio sol
aunque ya empiezas a joderte por un mañana difuso...

entonces, haciendo alusión a tu signo
te encasquetarás en el toro para domarlo
pues no será fácil que te desmoronen los vientos...

Escudriñarás a las estrellas
la luz que les delegó el hacedor del universo
e intentarás comprender a los luceros
que hincharon sus pechos
hasta incendiar las horas
donde se izaba la esperanza...

entonces, vástago mío
al verme con bastón y copos de nieve en el cabello
serás tú el que se encandile
con la idea de jinetear la vida
y elevarás con tu dulzaina
otra tonada con diferente tono...

serán otros
los herederos de la historia
y tú hijo mío,
intentarás también conocer a miguel mármol
a los padres jesuitas, a monseñor romero, a...
por de pronto sólo te doy mis versos,
mi pluma, mi cuaderno...
porque tú harás lo tuyo
en el momento preciso...
Acabo con este quinto poeta que no es tan conocido en este campo pero que nos homenajea al padre y su aprendizaje en nosotros cuando muere. Es el gran GUILLERMO DÍAZ-PLAJA   
EL PADRE
Fluía su vida con la lenta
majestad de un río;
como un río era
bienhechor y cristalino.

Recto como su espada,
como su estirpe limpio,
vertical como un árbol
y dulce como un niño.

Creyó en Dios y en los suyos,
no ambicionó torcer su destino.
Se marchó dulcemente…

No dejó más que amigos.

blog-de-poesia-miguel-angel-cervantes-logo
GRACIAS
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

Poeta y mentor de personas creativas bloqueadas y escritores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar =)