Donación A Escribir Desde El Alma

Luna, Poemas, Canciones y Cantos

PAZ Y BIEN
por estos días estamos celebrando el que el hombre pisó la luna por primera vez.
Se me ha ocurrido compartirte poemas a la luna y unas canciones acordes:




Sabía que compartir profunda magia interior de un poeta mágico es lo que da sentido a este post.
La luna, poema XVIII (Yo, el Tarot) de Alejandro Jodorowsky:
Aquí entregas el calor de tu sangre, un sudario frio envuelve tu memoria.
Aquí los ojos se vuelcan hacia el interior del pozo, ningún sonido entreteje el canto, es sordera, es mudez, es soledad pariendo muertos.
Aquí se entrega la máscara tallada por un perro, la Biblia que te hunden en la cara,
el vanidoso Yo cubierto por el polvo de mil siglos, hervidero de ancestros,
camisas, trajes, abrigos, sombreros, cuervos barridos por el viento,
corazones de boca hacia la tierra derramando dentaduras, esperanzas
acuñadas entre sarna, falos de granito, vulvas ilusionadas,
monstruos de cera.
tus huesos huyen convertidos en lucernas, tus tripas reptan en busca de otro vientre
y tu nombre, madre de ninguna luz, se hace ceniza. Momento terrible en que eres devorado
por los torvos gusanos que caen de mis tetas.

La piel de plata con la que te visto es solamente reflejo, hoguera que no consume ni insemina, maremagno de sueños detrás del retrato,
cortejos soberanos que se esfuman, marañas de intuiciones sin destino.
Pon un candado en tu lengua, arranca de las palmas de tus manos las líneas de la elección. Urna funeraria olvidada en el útero materno deja que la noche te abra el ojo de la videncia pasiva, que la poesía y la magia
como un vaho generador instalen el milagro en tu entrepierna,
que de tus cuatro labios descienda el jarabe de las verdes quimeras, 
que en la fiesta de los locos seas la sombra que persigue el cambio.

De ninguna manera ruegues que mi encanto te encierre en un molde,
sin anclar en el instante entrégate al embrujo de mis convulsiones.
Decreciente, hechicera con el rostro cubierto de fango, entierro una semilla ciega.
Mensajera del movimiento celeste, llama que crece en un cáliz de hielo
hago germinar la almendra desnuda. Madre soberbia convertida en mármol,
entre gritos de orgasmo entrego el grano florido a la vendimia.
Una y otra vez estoy de parto hasta que el dios sea formado en tu carne.

Si conviertes en palabras el aliento que vierto en tus oídos traicionas el secreto,
me vuelves vulnerable, hundes navajas en la santa médula, me cubres de alfabetos
carcomidos, ensucias los mandalas de mi templo, cambias mi resplandor en veneno.
Deja que mi alimento te sea incomprensible: garganta donde vibran tantas voces
en mi reino las vidas van y vienen, olas de difuntos
que se encarnan en un flujo incesante, torrente que rechaza los disfraces, alquitrán
donde la fachada se disuelve. Mi espejo de cristal y plata es solamente un pedazo de roca.
Arca vacía simulando ser corona, lo que arrojas en mí se hace diamante.

De menos en menos para llegar a la verdad has descendido hasta lo más profundo.
Desde mí como filtro y como víspera asistes al vómito de vida: en el centro del ser
la dualidad se funde y el pantano brota como una consciencia completa.

Escorpión envuelto en un círculo de plata no hay origen donde puedas regresar.
Sin pasado, sin futuro, desnudo, vacío y solitario atraviesas el camino
que surge del barro y se desvanece en el cielo.




Me encanta estos fragmentos de Canto Cósmico de Ernesto Cardenal
"Esta tierra que está siempre en el cielo de la luna
 (la parte de la luna que siempre mira a la tierra)
 no habiendo en la luna salida ni puesta de la tierra. 
Sol sale y se pone. Pero está siempre la tierra. 
El cielo de la luna siempre negro, negro aun con sol 
y aun con sol, con estrellas. Y la tierra, grandota, 
cuatro veces más grande que la luna para nosotros, 
girando, girando, con Europa, China, el Tercer Mundo, 
brilla siempre serena sobre la luna. 
Plinio en la luna habría confirmado la divinidad de la tierra."

Vuelos de victoria 
"Fue como un viaje a la luna 
con la complejidad y precisión de todos los detalles
contando con todo lo previsto 
                                     y también lo imprevisto. 
Un viaje a la luna en el que el menor error podía ser fatal.
"Aquí Taller" "Aló Asunción" "Aló Milpa". 
"Taller" era León, "Asunción" Masaya, "Milpa" Estelí. 
Y la voz calmada de la chávala Dora María desde "Taller" 
diciendo que los refuerzos del enemigo los estaban rodeando 
peligrosamente, 
la voz cantarina y calmada, 
          "Aquí Taller. ¿Me están escuchando?" 
Y la voz de Rubén en Estelí. La voz de Joaquín en "Oficina".
"Oficina" era Managua. "Oficina" no tendría municiones en dos días más ("Cambio"). 
Instrucciones precisas, en clave, dónde sería el aterrizaje... 
Y Dora María: "No tenemos bien guardada la retaguardia. Cambio." 
Voces serenas, calmas, entrecruzándose en la frecuencia sandinista. 
Y hubo un tiempo en que el equilibrio de las dos fuerzas se mantenía 
y mantenía, y estaba siendo muy peligroso. 
Fue como un viaje a la luna. Y sin ningún error. 
Muchísimos trabajando coordinados en el gran proyecto.
La luna era la tierra. El pedazo nuestro de la tierra. 
Y llegamos. 
Ya empieza, Rugama, a ser de los pobres; la tierra ésta (con su luna).(…)" 


Me parece maravilloso que con la excusa lunar podamos amar más.
El siguiente poema nmeparece importante compartirlo: 
La luna nueva del Ramadán, poema del inspirado Sayyed Hossein Nasr

La luna creciente de Ramadán engalana el cielo de azur
esbelta como las cimitarras de un guerrero
que centellea en la noche.
Es símbolo de la batalla contra las pasiones interiores
que se libra en este mes sagrado de ayuno y de vigilia,
cuando vestimos la armadura de Dios y la mortaja de la muerte,
purificada por el ayuno en las horas del día
y por la oración en la oscuridad de las noches,
noches que se abren a la luz de la Palabra Divina
que descendió una noche como ésta en el corazón de Su amado.


La luna creciente deviene luna llena,
expandiendo nuestro pecho

y remedando la perfección espiritual de Su elegido.
Más tarde regresa a su forma esbelta
para recordarnos nuestra propia flaqueza,
y pare servir de cáliz
al néctar que la divina Gracia escancia de lo alto
en una copa libre de toda sustancia corpórea.
Porque sólo cuando aniquilamos nuestro ser
y nos negamos a nosotros mismos
es cuando recibimos
en la copa de la luna creciente
el elixir sobrenatural
y sólo cuando permanecemos vigilantes, espada en mano,
es cuando podemos librar la batalla contra nosotros mismos
hasta quedar vacíos de nuestro propio yo
y de todo lo que no es Él.

Bienvenida seas, oh luna creciente de este mes sagrado
que traspones el horizonte
y te ocultas en nuestras almas.
Ayúdanos a cumplir con su voluntad,
desprendidos de todo lo perecedero,
y a ser sus heraldos en este mundo
ayunando y orando
como hiciera el intermediario de Su Palabra,
que nos fue revelada durante este mes
que declaran sagrado todos los que aman
al Uno, a Su Profeta y a Su Palabra bendita.

Oh luna creciente de Ramadán, tu hermosura desvela
la baraka que fluye abundantemente en este mes
que inauguras ahora
y que culmina otra vez
cuando tu aparición en el horizonte oscurecido
pregona que toca a su fin este mes venerable
de ayuno y de gratitud por las bendiciones recibidas.
Nuestra riqueza material nos recuerda
la auténtica miseria de nuestra naturaleza interior,
que sin embargo está apercibida para recibir
de la magnificencia del Uno
una luna creciente, un cáliz 
capaz de contener la gracia que fluye de su luminosa Plenitud.


Y Acabar con esta maravillosa versión de un genio flamenco , del mismísimo Lorca:

Romance de la luna - Camarón de la Isla



GRACIAS
Miguel Ángel Cervantes
Mentor de Escritura y Poeta
blog-de-poesia-miguel-angel-cervantes

Miguel Ángel Cervantes Almodóvar
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

Poeta y mentor de personas creativas bloqueadas y escritores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar =)