Donación A Escribir Desde El Alma

Cantando al Erotismo

 Paz y Bien.

En verano de 2020 he formado parte del Jurado internacional de



Esta es la valoración que he hecho de este 1º Concurso Internacional de Poesía Erótica "Cantando al Erotismo" que ha organizado una gran amiga, Dulce Mandioca.

Valoración del Concurso

Ha ido subiendo en calidad según pasaban los días. Hemos podido ver desde lo cósmico, a lo romántico pasando por lo sensual, lo insinuado y lo explícito, lo tópico y lo excitante apareciendo novedades temáticas  y  abordes sorprendentes. 

A mí me ha interesado mucho la riqueza que me ha aportado el idioma y expresiones vivenciales del otro lado del océano (latinoamérica).

Es una gozada reconocer cómo el amor sensual exacerbado cada uno lo vivimos con una serie de mochilas heredadas y un humus común más allá de la cultura: GOCE Y CONEXIÓN.

Marisol Cosina en un artículo sobre erotismo dice: 

"El lenguaje erótico no tiene una característica específica, involucra todos y cada uno de nuestros sentidos. Se compone de sensaciones y estímulos cálidos que estremecen la epidermis, interviene también sentimientos como el amor y el deseo, el intercambio de miradas, palabras, gestos y señas que indican al otro que se está en disposición de llevar dichas sensaciones al máximo."

Y eso es lo que se ha plasmado en los poemas del Concurso de manera meridiana.

Quiero dejar muy claro lo que dice una psicóloga sobre qué es poesía erótica y luego concretamente el poema erótico, y acabaré con la voz reputada de un genial poeta.

Dice la psicóloga Yaroslabi Bañuelos Ceseña:

“La poesía erótica es una modalidad de conjuro literario que explora el misticismo del sexo y libera al cuerpo del mandato de la reproducción, de las ataduras morales: es la confesión del deseo; 

un deseo cargado de tensión y angustia, que emerge a la superficie entintando las palabras, y que constituye el núcleo de un discurso amoroso que deviene del inconsciente y sus profundidades. 

Por ello, durante el instante en el que el poema existe en nuestras entrañas, el ser humano levanta los vetos de su sexualidad y desborda las sensaciones que se hallaban atascadas, ya que la prohibición —además de condenar— también señala la fuente del placer.”

Y sobre... 

"El poema erótico rinde pleitesía a los sentidos y a la voluptuosidad a través de la contemplación del otro, cada línea enaltece el acto amoroso o exalta los deleites sensuales transformando a la conducta sexual en un rito solemne; los cuerpos ya no son sólo carne y vísceras: son mares que se agitan y mezclan, son lodo y arcilla donde se hunden las manos curiosas o manantiales cristalinos que se derraman; los vientres son selvas densas; las caderas, dunas; los brazos se convierten en ramas y los labios son ciruelas dulces que se muerden hasta el cansancio. De esa manera el erotismo se convierte en una experiencia transgresora, donde los amantes declaran sus pasiones y viven la exuberancia de las sensaciones de forma extraordinaria.”

YA ACABO CON LO QUE DICE EL GENIO DE OCTAVIO PAZ SOBRE LA POESÍA ERÓTICA:

"La relación entre erotismo y poesía es tal que puede decirse, sin afectación, que el primero es una poética corporal y que la segunda, es una erótica verbal.(…) La imagen poética es abrazo de realidades opuestas y la rima es cópula de sonidos; la poesía erotiza al lenguaje y al mundo porque ella misma, en su modo de operación, es ya erotismo. Y del mismo modo: el erotismo es una metáfora de la sexualidad animal."

Me ha encantado formar parte del jurado CARLOS DE LA CRUZ Y DANIEL ZARATE, que ha valorado y elegido al primer ganador de un Certamen Poético al que se le augura un gran futuro y que abre a los animales humanos una vía de expresión humanamente libre y liberadora. 

GRACIAS


Poemas Eróticos Seleccionados

Me he permitido compartir en este post los poemas y autores que preseleccioné como posibles ganadores.

Si quieres disfrutar de la diversidad de afrontamiento del erotismo sé que vas a disfrutar.

Comienzo con la ganadora. Fue un placer compartir entrevista en el programa de televisión de Perú  Cantando al Erotismo



ERÓTICA 1

Carolina Ferreira S.

Pose usted

sus labios perfectos,

díjele morgánica

y ardiente,

Entre mis muslos,

Mis poros levantan

sus cabelleras de viento

Cuando sopla, carnívoro, sobre

La piel

de estos huesos.

Ojo, que soy copa, le advertía

Toda abierta,

Mientas usted

cristalizaba

Mi materia de aliento.

Pose usted

sus nalgas en ellos,

Respondióme,

faústico y ardiente.

Ojo que soy de fierro, insinuaba,

Mientras templaba

mi flor

En su yunque

de caderas.

Ojo, que somos

Personajes trágicos,

añadió su estaca,

Caminando sobre la cornisa

De este febril deseo.

Comiérate la sillería, agitárate la fusta,

bebiérate el resumen abatido, secárate el cráter

con la lengua,

absorbiérate el jugo o cosa análoga con esta boca de racimo,

tensa hurañez de mascarón alzado,

violenta púa abriendo dialógica

mi bípeda agonía.

Sangra esta laguna ebria gotas agolpadas.

Súdame el hospedaje púbico de estos ramajes,

la desbocada grupa,

Tus manos puñeteras amasándome la arcilla,

El barro que brota de mirarte machihembrar el clavo a la madera,

obrera rispidez que muerde con dura herramienta

y magisterio

La flor de greda.

En otra vida, les dije,

a los que rondaban.

esperando el atraque de tus naves, en carne viva.

En otra vida será, quién sabe, les dije, entretejiéndome tus manos de héroe inventado con las

ternuras que a nadie confesé.

Sólo hay madreperla en la verdad de esa penetrada tuya fecunda.

El único verbo que conjugó mi lucha

Con mi entrega.

Férvida lamiendo el ditirambo de tu altura,

Disprosias mi concha y voy cayendo deshebrada

entre tus brazos, más firmes cuanto más fundan,

más erectos cuanto más rústica la alcurnia salvaje

De tu resucitada osamenta.

Hunde tu dedo un deseo fluxuoso,

Esparciendo nidos de flema ardera,

y abduce tu dígito, la entrada ceremonial

a la materia ebria.

Jadea el aire en la puerta abierta.

Por mis labios entra, por tus labios sale

En mis arterias libera, en las tuyas apresa,

Guardián que atalaja.

Repliegue de piel ciega

En la entrepierna,

repliegue de varano voluptuoso en el túnel voraz.

Ergo, el camino es el deseo.

Y a través.

Váciame en esa yugada mía la varonez de tu verga,

Y cierra mis ventanas.

Vendímiame la savia en el éxtasis y calimba mi pecho a mordidas,

Calda porque succiona, caldo porque calda rojizo y fogoso.

Quién será de quién.

Antes fui árbol, y tus manos tallaron la fiera.

Montículo animal aullante

de tu báculo de estrella,

Pastor en mis rebaños tiernos,

Águila voraz mordiéndome

la presa.

Amé tus músculos encabritados

al ritmo agreste de una ventolera,

El céfiro exhala el tiempo de mis grietas,

arde la angostura doblegada,

Queman las cenizas que me elevan.

Desde el coito profético,

El humo de tu cigarro me llama muriendo

a la esperma.

Lingüístico lames el limo labial

Que pare estas palabras.

Luciérname el lenguaje alucinado,

Aliéntame lingüístico la labrada lengua.

Vuelve, Ulises, a mi cauce húmedo.

Te esperan doblegadas las orillas de mi océano llameante.

A la cañada bajaste a beber dulzura,

Quebradas quebraste en mis huesos ígneos,

Cenizas embalsadas, viajando en el fémur

Que entra a habitar la humedad incógnita, al abisal encuentro.

Cruel me doblas, con ternura recoges

La llave de mi cansada puerta.

Abre la mañana con ella, y lujúriate mi amanecer en celo.

Eretista, eréctame el idioma

Que jadeo para ti

Estos versos follados.

En el abismo virgen de mi historia, la sangre vestal de tu violenta montura

roja describe tu beso vampiro.


VEN AMOR

Paola de la Cruz

Instagram  @poesiadepao https://www.instagram.com/poesiadepao/?hl=es-la 



Ven, sobrepasemos los límites de nuestros cuerpos. 

Quiero respirarte. Quiero sentir tus dedos clavándose en mi espalda.

No aguanto más, despójame de la pesadez.

Quiero que te deslices sin soltar mi mano porque sé que puedes nadar bajo presión

pero sube lentamente, y déjame morderte. 

Hazme gritar, solo quiero pedir fuerzas.

Borra esa imagen que tienes de mí afuera, al cruzar la puerta. 

Agárrame, contrólame. Toma mi cuello con tu mano.

Rodéame, bésame fuertemente.

Olvida la dulzura, ya no quiero el mismo sabor.

No te detengas, no te detengas. Quiero todas tus fuerzas.

Déjame escuchar tu mano sobre mi piel.

Cámbiame el color.

Y después de una elipsis en la escena, déjate caer. Puedo volver.

Impregna tu aroma una vez más.

Tan solo… ven ya, porque el tiempo se va y no quiero que te vayas.

Yo quiero hacerte venir.


SOÑÁNDOTE

Moisés González Muñoz

Blog personal https://salobralejo.blogspot.com/

Web personal  https://sites.google.com/site/mgonza75/


Al alba de la mañana

en tu cama me encontré

y abrazado a tu cintura,

anhelante, murmuré.

 

Esta noche yo he soñado

que volaba junto a ti. 

Que sucumbías al pecado.

Que te entregabas a mi.

 

Entonces tú me miraste,

lujuriosa y muy feliz.

Y sin miedo a sincerarte

comenzaste a sonreír.

 

Me abrazaste con ternura

susurrándome, a la vez.

-¡Amame hasta la locura 

o tarde será después!

 

Te acaricié con mi lengua.

Con mis labios te besé.

Y al libar tu ansiada rosa

humedecida la hallé.


Jadeante y con dulzura

me suplicaste, mujer:

-¡Que no acabe esta aventura

que está erizando mi piel!

 

-Si son más de diez mil lunas

de alegrías y algún revés, 

no aguanto más ligaduras

que amortajen el placer.

 

-Acércate a mi ventura, 

que abierta implora, otra vez,

y apaga mi descordura

con el fuego de tu sed.

 

-Libérame en la alborada. 

Despacito, poco a poco.

Que añoro sentirme amada 

con la hombría de tu arrojo.

 

-Muévete sin ataduras.

Frota mi piel con tu piel.

Y llévame a las alturas

con tu carne y con tu miel.-

 

-Si la vida son tres días,

y dos vencieron ayer,

no alarguemos la agonía,

o nos podrá la vejez.

 

De pronto floreció el alba

y anclados, juntos los dos,

el volcán nos dejó el alma...

abrasada, sin control.

 

Esta noche yo he soñado

que volaba junto a ti. 

Que sucumbías al pecado.

Que te entregabas a mí.


LA GARGANTA DEL DIABLO

Elías Brandán Franco

Blog personal http://historiasdetodamivida.blogspot.com/



—¿Dónde está la belleza más grande del mundo,

la mancomunidad de todas mis pasiones,

la sociedad perfecta entre el sol y la luna,

esa que me da libertad encadenándome, 

mi amiga reclamando todos sus derechos?

—Aquí estoy, posa en mí tus almendrados ojos 

pues soy la odalisca que escala hasta tu cima,

la taumaturga de tu miembro más activo 

que lleva su aliento entre tus piernas de mármol,

soy tu yegua, amor mío, tú eres mi padrillo.

—Mi manantial de agua, esfinge dorada,

serpiente por la que añoro ser mordido,

túnel para mis diecinueve centímetros,

ya no te ocultes tras el acantilado,

bebe en el pico y dame de coces siempre.

—Matiz y color a la vista, rubio mío, 

guarécete a mi sombra y en mis aguas báñate,

cruza la frontera de mis prendas más íntimas

y llena de espuma todas, todas mis costas,

yo soy una ninfómana virgen, lancéame.

—Baila sobre mí y revíveme cual a Lázaro,

salta, salta, amazona de globos gemelos,

voy a acabar en donde no te da el sol,

soy un animal en peligro de extinción,

estoy en cautiverio dentro de tu vientre.

—Eres mi Cristo redentor de metro ochenta,

yo te contemplo entero desde arriba,

rindo tributo a un prócer besando tu bulto, 

rey mago, espárceme todo tu oro blanco,

sé el señor de mi anillo y cásate conmigo.

—Doy la vuelta al mundo alrededor de tu ombligo,

y se quema mi piel y trabajan mis músculos,

novia, esposa mía que estás en la Tierra, 

cual Sansón mi fuerza se nutre de tu pelo, 

tus labios son fruta prohibida que me encanta.

—Quiero morir entre los vellos de tu pecho 

y ser la dueña del sudor de esta tu frente,

verte únicamente suspirar por mí,

he enamorado a un dios, ¡piedad al Olimpo!

pero sólo yo lo conozco desnudo.

—Mujer, reina mía, princesa de este mundo,

tus pezones son universos paralelos,

los relieves de tu piel son mis dimensiones,

vía láctea qué guías todos mis instintos,

el más puro horizonte azul y sin ocaso...

—Varón, haz de comer esta fruta por mí 

y serás por siempre mi astrolabio en el mar,

aparta este velo y bésame en la boca,

déjate caer en la garganta del diablo,

mi polvo orbitará alrededor de tu polvo...


Y SI EN LA NOCHE LLEGAS

Brunhilde Román Ibáñez

Blog: http://rosaalquimica.blogspot.com/



Y si en la noche llegas

tus manos encalladas

en el clamor de la carne

si llegas y mi cuerpo

ondeante

como una bandera en la cresta del amor

y tras los recintos de la piel

nos vamos vaciando en los espejos

rompiéndonos los dos 

en el mismo gemido

y si en la noche llegas

tras el incendio de todas las magnolias

será tu vientre como el amor

en la frontera del despertar

en la frontera última

tu sexo encontrará mi grito

y la noche nos hará de nuevo

entre las olas

la marea arde tras tus ojos

aún es medianoche, amor

pero sé cómo hacer

que salga el sol


PECADO

Olmes Madrigal Montoya

Somos dos habitantes de las noches,

reclusos de las ansias insumisas;

ella, rojo escarlata en mis camisas;

yo, señor de las claves de sus broches.


Somos en las frazadas dos fantoches,

viajeros en quimeras imprecisas;

ella, fuego que aviva mis cenizas;

yo, carnal peregrino en sus derroches.


Somos henchida nube que amenaza

de procaces relámpagos la piel;

ella, gemir ahogado en mi mordaza;

yo, tez diana a sus uñas de bisel.

Somos pauta inmoral que se desfasa

con tintes y neones de burdel.


Somos aire exhalado de fatiga,

sacrilegio, blasfemia, dualidad;

yo, náufrago en el mar de su humedad;

ella, sed de la sangre que me irriga.


Somos cruento pecado que castiga

cuerpo a cuerpo, una ofensa al Dios Verdad;

yo, una ofrenda humana de impiedad;

ella, vino embriagante que me instiga.


Somos miel del panal de los sentidos,

todo un vals con extraña contorsión;

yo, amo temporal de sus tejidos;

ella, llama encendida por fricción.

Somos entrega en cáliz de fluidos,

herida de hemorrágica adicción.


POUR L'ÉTERNITÉ

Claudia Alejandra Auriol

 Si he de vivir en esta dimensión 

que sea con tu cuerpo equidistante al mío 

en éxtasis continuo. 

Que nuestra dialéctica sea sapiosexual 

de amantes políglotas. 

Que los lujuriosos  pecados inocentes

 sean indescifrables

 para aquellos que no llegan a comprender

 la exquisita dimensión de nuestras noctámbulas formas 

y de cómo hemos de caer rendidos 

uno con el otro en nuestra sagrada intimidad.

Homme y Madame expertos. 

Tú geisha, 

yo el que sacie la cubierta epidérmica con la audaz caricia, 

aquel que devore los cerezos que anidan en tu pecho

 para luego anclarme en tu mimbre

 buscando la hipnótica perla de tu entrepierna,

 mientras tú posas tus labios avarientos en mis lóbulos 

degustando como un sommelier su húmeda consistencia

 para luego clamar exultante 

con un sostenido gemido narcótico 

que después del clímax efervescente 

  La petite mort viene en camino.

Y cuando ya no estemos, 

cuando el tiempo marchite nuestra geografía fértil 

de pasiones encontradas 

con desparpajo conjugaremos todos los pretéritos imperfectos 

vagando en la sideral colina 

 en menage o trois con la luna voyeur

 que bosquejará en su insípida calvicie 

 nuestros cuerpos desnudos 

como marca registrada 

donde nace la lujuria extrema 

y la vida terrenal se escapa 

aflorando el éxtasis y el letargo 

como un oxomirón 

que llevaremos POUR L'ÉTERNITÉ.


EN LA SOLEDAD TAMBIÉN ARDO

Dalgys Teresa Bautista Sánchez

https://www.facebook.com/dalgysteresa.bautistasanchez

https://www.facebook.com/Eros-Poeticus-101041324778898



Sola estoy en la habitación evocando recuerdos,

recuerdos de amores furtivos que llegaron y se fueron

como aves migratorias que abandonaron sus nidos.

En esta larga noche de invierno,

la soledad me halla rebelde y lujuriosa,

la brisa helada que entra por la ventana

no apaga el fuego de mis ganas

y es ahí cuando mis manos buscan

el sabor dulce que dejaron los amantes.

Mi cuerpo desnudo se desliza ansioso por la cama,

un espejo en el techo es cómplice,

del juego entre mis dedos y mi rosa.

Con la respiración agitada haciendo eco en mis oídos

y mis labios hecho agua, imagino ser amada.

En la soledad también ardo…

ardo como el sol de un verano contigo,

ardo cuando con mis manos exprimo

placeres de mis senos erguidos.

Mi rosa húmeda…

donde mis dedos recogen el néctar que a mi boca es un manjar,

suavemente mis dedos arremeten por la jugosa cavidad

de la gruta de mis gozos,

la escena en el espejo traicionero que me mira es muy erótica,

desborda destellos de avidez terrenal e infiel a lo divino.

imagino el ardoroso y suave azote por mis glúteos

y mi cuerpo reacciona a mi mente lujuriosa,

mi lírica a alcanzado el clímax,

de mis labios sale un gemido

¡y en el espejo…!

En el espejo queda el reflejo de la complacencia.


[ -------- ]ERGO SUM 

Mauricio Ocampo C.

Fanpage https://www.facebook.com/mauricioocampocampos



carne para la carne

sed en la tempestad

pechos incendiados

eyaculaciones fantasmas

rubor de inocencia ensangrentada 

violaciones efímeras del silencio 

sucumbo y preexisto

al hurtar

la cerradura de tu cuerpo

en el miedo que te deja este vacío 

                         coito ergo sum 


EROS

Ivette Crespo Bonet

Ya nada importa. 

Solo existe el calor de dos cuerpos que se van a unir por primera vez. 

Un beso que se ha intensificado, parece un tornado de lenguas. 

Respira. Lo hace porque si no moriría, aunque igual siente morir. 


No piensa. Su mente ha dejado de razonar. 

Ahora impera el deseo y lo carnal. 

Se tocan. Se investigan cada recoveco. 

Sus pezones se han endurecido cuando él los palpa. Un escalofrío le recorre la espalda. 

No hace ningún intento para detenerlo. Que continúe. 

Está mojada.

Es la humedad que provoca sentirlo fuerte y viril. 


La abraza fuerte. 

Hala su cabello, pero no duele. 

Dolería que no lo hiciera. 


Toda suya. 

No queda un centímetro que él no quiera tocar. 

Se los ofrece todos. 

Está lista para que entre. 

Lo ha hecho y gime. Siente ganas de gritar. 

Mientras entra, le besa el cuello. 

No, no es un beso. Es apenas un roce que enloquece. 

Ardiente recorre el contorno de su oreja, de la nuca, del cuello

Sale. 

Entra. 

En un ritmo más rápido o más lento. 

Luego interrumpe bruscamente para dirigirse al sur. 


Recorre toda su intimidad mientras va regando veneno caliente comenzando desde atrás. 

Sube. 

Baja. 

Poco a poco hasta detenerse en su máxima femineidad. 

Mirándole en ocasiones porque su rostro distorsionado y el blanco de sus ojos le mantienen encendido. 

Dan vueltas. 

Con cada curva encajando perfectamente en el otro. 

Son solo uno. No pueden más. Van a explotar. 

Derramando la lava del placer. 

Uno antes, el otro después. 

Se siente tibio, pero quema. 

Ahora solo queda el cansancio y el sudor. 

Y las locas ganas que se vuelva a repetir. 

Mil veces más.


Esta es una antología posible con algunos de los poemas presentados a concurso. Agradezco a los autores que apuesten por una poesía que conjuga la piel y el corazón con la lírica de su ser.

GRACIAS

Y para acabar un poema erótico mío que salió seleccionado por estas fechas en la Revista Literaria Anuket del mes de septiembre (si quieres ver la revista pincha aquí>> 30 Poesías Eróticas


Miguel Ángel Cervantes Almodóvar
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

Poeta y mentor de personas creativas bloqueadas y escritores

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por haberme elegido para esta selección y felicitaciones a la ganadora!!!

    ResponderEliminar
  2. La audacia de cada palabra contenida en estos exquisitos versos se imponen al mismo tiempo que a los gestos y emociones que despiertan. dejan retratado en la retina un paisaje sensual y erecto el pensamiento.
    Muchas gracias Miguel Ángel Cervantes Almodóvar

    ResponderEliminar

Gracias por participar =)